Ceremonias

Ceremonia de cacao

Las ceremonias de cacao son rituales sagrados donde viajamos hacia nuestro corazón. El cacao nos brinda la oportunidad de conectar con nosotros más profundamente.

Es una planta medicinal de alta vibración. Sus beneficios son incontables a nivel físico, energético y espiritual. Nos ofrece abundancia y nos libera de bloqueos. Soltarás aquello que no te sirva y procesarás de una manera profunda esa transformación y cambio que necesites. La ceremonia nos da un espacio para la sanación y liberación.

Cuando se trabaja en ceremonia con el Cacao se realiza un viaje al interior de nuestro ser donde reside nuestra sabiduría, esta ceremonia te reconecta con la belleza, la dulzura y el amor que reside en ti mismo.

El cacao ceremonial no está procesado con templado (a diferencia del chocolate común). Las semillas de cacao son fermentadas, secadas y tostadas y luego se muelen en una fina textura, luego se dejan secar en el molde. Se siguen los métodos tradicionales con menos procesado para mantener los compuestos bioactivos del cacao.

Regálate una experiencia y un viaje desde el corazón.

¿Estás interesado/a o quieres saber más?

Círculos

Encontramos dos formatos para la celebración de los círculos: círculos de mujeres y círculos mixtos (actualmente también hay hombres que imparten círculos de hombres).

Los círculos de mujeres son un espacio de sanación, un viaje hacia adentro. Muchas veces acudimos a un círculo en un momento de transición y cambios personales en nuestra vida, cuando se siente la llamada y anhelo de conexión con una misma. El círculo acompaña ese viaje de introspección, a la vez que nos permite sentir la fuerza y el apoyo del grupo de mujeres.

En el círculo se crea un espacio seguro, con confianza, sin juicio, donde poder compartir desde nuestra experiencia y vivencia y donde nos vemos reflejadas en las mujeres que nos acompañan. Trabajamos y sanamos dando voz a cada una de ellas, desde el corazón y la compasión. Nos arropamos, nos honramos y nos agradecemos.

Un círculo mixto es aquel donde compartimos espacio entre hombres y mujeres. En estos círculos trabajamos con energías distintas, trabajamos con la dualidad, nuestras energías se reconocen, se apoyan, se fusionan. Nos abrimos a conectar con nuestra energía Yin y nuestra energía Yang. A vernos y reconocernos los unos en los otros más allá de nuestro género. El poder de la sanación compartida y el poder de acompañarnos.

¿Estás interesado/a o quieres saber más?